Algo de música...

domingo, 20 de abril de 2014

Primavera

La Luna nos mira y envidia cada caricia. Tu rostro junto al mío, qué delicia. Y qué decir de tu mirada, la cual me mira con divertida malicia. Al juego tan delicado de jugar con mi pelo demuestras tu pericia. Las estrellas bajan para disfrutar con nosotros del momento, el de recorrer cada milímetro de piel cual lobos sedientos. Y la Luna sigue observando y nos ve contentos, pues a pesar de los mil errores que cometimos, pudimos y conseguimos que funcionara con más intentos.

Me dices que no quieres que anochezca si no es conmigo. Te contesto que los amaneceres no son amaneceres si no son contigo.

Amanece y la brisa primaveral nos hace despertar. Cómo brilla el sol, y qué bonita la melodía de los pájaros que no dejan de cantar. Más no me puedo alegrar, pues de dormir junto a ti nunca me voy a cansar. Y sonríes conmigo cuando oyes el agua del río pasar, cuando el sol comienza los bosques a calentar. Me das los buenos días, y yo no puedo evitar bromear cuando te veo bostezar. Hacemos como que nos enfadamos, mas mucho no tardas en volverme a abrazar. Qué bonita mañana, ya podrían así todas comenzar.

Atardece y admiramos cada rayo de luz que poco a poco muere. El sol se esconde tras la lluvia de pétalos que la brisa llevarse consigo prefiere. Es primavera.

Es primavera, me das un beso, y dices que me quieres.

A.F.

No hay comentarios:

Publicar un comentario