Algo de música...

martes, 14 de enero de 2014

Superficialidad

Hoy me centraré en la petición de escribir mi opinión acerca de la superficialidad.

La gente completamente superficial es eso, tan sólo "gente", ya que valora a las personas a través de los ojos, y no a través del alma. Es decir, a la hora de mantener una relación (sea de amistad o afectiva), se decantan más por la gente atractiva y con un buen físico, antes que por personas que no poseen dichas cualidades. Muchos pensarán que es lo que la mayoría hace, que la mayoría prefiere a gente atractiva antes que a gente que no lo es. Pero se olvidan de que el atractivo es algo relativo, de que el atractivo de una persona varía según el punto de vista. Porque según con qué ojos mires a alguien, lo puedes ver de una u otra forma, te puede parecer alguien sencillo al principio, y después, a medida que lo vas conociendo aprendes a mirarlo como se merece, y su atractivo termina por ser totalmente distinto. La gente superficial se olvida de que existe una distinta personalidad en el interior de cada persona. Y por ello, acaba despreciando a las personas cuyo valor es verdaderamente incalculable. Gente que se olvida de que es gente, aquella que a veces termina cumpliendo la función de un espejo, diciendo todo lo que refleja alguien físicamente y nada más. No miran el interior, al igual que los espejos.

Últimamente la densidad de gente superficial es cada vez mayor, porque es así como enseña la sociedad a pensar. No sé, pero cada vez hay más personas que pierden su propia personalidad mientras intentan cambiar su físico a mejor. Mejora que impone la sociedad. Modelos esqueléticas a seguir, con larga melena y así quieren ser todas. ¿Para qué? Para conseguir la acepción de la sociedad. ¿Por qué? Porque no hay más que superficiales por todas partes. Porque hay tan pocas personas que se molestan en mirar el interior de los 'no-atractivos' que da hasta miedo.

Yo sólo digo que la sociedad de la que tanto nos quejamos (y me incluyo, porque yo soy la primera en manifestarme contra ella), no cambiará si no cambiamos nosotros. Y lo único que tenemos que hacer es aprender a valorar a las personas como personas, y no como cuerpos bonitos o no tan bonitos. Pero es algo que se debe hacer entre todos, y dudo que eso ocurra. Aunque, para que veáis lo que os perdéis, mirad la foto y reflexionad un poco...


Contestadme a algo... ¿Realmente se ve el interior a través de lo que se puede ver por fuera?
A veces las apariencias engañan. A veces somos mejores de lo que creemos. A veces tenemos que olvidarnos de lo que la gente dice y escucharnos a nosotros mismos. A veces, tenemos que ser un poquito más humanos.

A.F.

No hay comentarios:

Publicar un comentario