Algo de música...

martes, 25 de febrero de 2014

Infinitos metros

Que hasta pasando de página te encuentro. He cambiado de libro, y en mí sigues viviendo. Que hasta en el olvido te pienso. Qué poco tiempo y cuántos momentos. Has hecho que me olvide hasta del último cuento. Que si te digo que no te quiero miento. Pero vuelve a ser la misma historia. La misma historia sin besos, ni abrazos, ni caricias. Tan sólo amistad y muchos versos. Qué delicia. Qué delicia tenerte. Qué muerte no poder quererte. Lo lejos que estás estando tan cerca. Y no creo merecerte. Porque si tú eres un lobo que lucha por vivir, que lucha contra la muerte, yo soy como el aire, que pasa sin rumbo, que se aleja y nadie lo siente. Yo sí lo siento, pues cada palabra que pronuncias no se la lleva el viento. La guardo yo, en mí, aquí dentro. Y la recuerdo en cada momento. Tus pensamientos. Los que compartes conmigo cada noche. Los recuerdo, y me sincero, y digo que son perfectos. Tú eres perfecto. Avanzaría contigo infinitos metros, de la mano, contándote mis secretos. Dándote besos. Abrazándote con amor. Escuchando tus sueños.

Éste es el mío, pero está por ahí perdido. A infinitos metros, escondido en lo imposible. Pero iré a buscarlo, ¿vienes conmigo?

A.F.

No hay comentarios:

Publicar un comentario