Algo de música...

martes, 18 de febrero de 2014

Sueños del futuro

Cada noche sueño. Es normal, ¿no? Claro, qué pregunta. Sueño cualquier cosa, desde pequeñas cosas a grandes aventuras como volar mientras intento asesinar a mil dragones. Y cosas así. También sueño a veces con un mundo diferente, desde luego mejor que este, un mundo que no gira en torno al dinero, sino en torno a la sabiduría, un mundo sin hipocresía y con una justicia... justa. Pero son tan sólo sueños. Además no quería escribir sobre esos sueños... sino sobre los sueños que tengo del futuro.

A veces sueño hechos, sucesos breves que de alguna forma siento familiares. Más de una vez he soñado cosas que posteriormente, se han hecho realidad. A la larga, sí, pero han ocurrido. A veces sueño cosas que ocurren meses después, es como si viera el futuro a través de los sueños. Pero son sueños breves, como he dicho, y débiles. Al despertarme me cuesta recordarlos, pero cuando llega el momento real que he soñado anteriormente me cuesta reaccionar. Me quedo reflexionando sobre lo que está ocurriendo. ¿Realmente veo el futuro? Sinceramente, me da miedo.

Lo que pasa es que hará cosa de un mes, soñé con el fin de la Tierra. Caían meteoritos, miles de meteoritos y no cesaban. Veía caer meteoritos que destruían (aún más) nuestro mundo. Vi el fin del mundo. Caían casas, moría gente, había llegado nuestro fin. Pero había una salvación, los alemanes habían construido aviones especiales que nos salvarían... Aunque no eran suficientes. Y se acababa todo, los afortunados huían en los aviones, sí, pero el resto, más del ochenta por cierto de toda la población del mundo moría.

Y me desperté, casi temblando. Me pasé el día sin poder quitarme el sueño de la mente. ¿Y si ocurría lo mismo que con los demás sueños? ¿Y si, a la larga, se hacía realidad?

Pero, al fin y al cabo, fue tan sólo un sueño, ¿no?

A.F.

No hay comentarios:

Publicar un comentario