Algo de música...

miércoles, 26 de febrero de 2014

El arcoíris

Hasta el sol tiene frío cuando no estás. Llora siempre conmigo cuando te vas. Siento que al viento le agradan tus palabras, y veo que se lleva consigo cada una de ellas. No es de extrañar, pues a mí también me llegan y no las puedo olvidar. Me recuerdan a ti cuando cerca no estás. Aunque las intento olvidar, pues de vivir mi vida me tengo que acordar. Pero... ¿Qué es mi vida sin ti?

Hasta el tiempo me dice que no te olvide, pues ni siquiera él logra hacerlo. Le tranquilizo y le digo que ni lo intento. Que no pienso olvidarte nunca, que te llevo por y para siempre en el centro. En el centro de mi alma. Qué lamento el de la lluvia, que cae, y llora de alegría por verte. Y muestra el cielo su mejor sonrisa, su mejor invento, el arcoíris. El arcoíris que sueña con el horizonte, que se acerca poco a poco, muy lento. Se acerca para que estés contento. Siempre. Y siempre es un tercio del tiempo que te querré. Permanece atento.

Hasta la eternidad me muestra la definición de la felicidad, y me dice que a tu lado se hará realidad. Y es donde quiero estar. Quiere el mundo que seamos como el arcoíris. Que tengamos muchos colores, pero sigamos siempre unidos. Como dos almas que no creen en el olvido.

Por ahora es así mi mundo. Eres tú quien lo mantiene con vida, y no me confundo. Pues tú aclaras lo claro en lo oscuro.

Hasta el destino me dice que quizás, algún día, seremos un arcoíris. Pero no cualquiera, sino el más bonito del mundo, pues formarás parte de él. No lo dudo.

A.F.

No hay comentarios:

Publicar un comentario