Algo de música...

viernes, 7 de marzo de 2014

Si supieras tantas cosas...

¿He vuelto a lo mismo de siempre? Al dolor, a la soledad, al triste pensamiento de que no hay nada nuevo, de que siempre volverá a ser septiembre. Con el frío, oscurece, y el vacío duele tanto que parece que muerde...

No sé, esta vez es algo distinto.

Es un pensamiento frágil, vuelvo a ser débil, no puedo, me siento imbécil. No me gusta el mundo, no me gusta la gente, no me gusto yo. Me siento invasora aquí, no me siento cómoda. Sí que soy imbécil, sí. O quizá sea sólo que cada vez que siento que no te tengo me pierdo. Insegura, torpe, un poco (muy) idiota. Que no sé expresar con palabras lo lejos que me siento del lugar en el que me encuentro. Ni siquiera me encuentro, qué ironía, eh. Me imagino mundos y viajo por ellos en cada momento. Ojalá pudiera viajar por ellos para siempre, me agradan más que nuestro planeta. Sueño despierta y no me duermo. Porque dormir sin ti resulta vacío, parece un engaño. No sé por qué, pero te extraño.

Si supieras que eres la única razón por la que vuelvo a la realidad, cuando noto que viajo demasiado por mis sueños... Que sencillamente eres la razón por la que me levanto cuando me caigo. Y mira si soy torpe que tropiezo con la misma piedra unas cien veces al día. Y tú haces que a pesar de todo me levante. Si supieras que cada sonrisa tuya aviva mi alma y la hace sonreír también... Que has hecho lo imposible, que me has hecho feliz, o casi. Si supieras que tu sola presencia me hace un poco más feliz...

Si supieras tantas cosas...

Pero sé que no cambiaría nada, que aunque lo supieras no pasaría nada. Porque no soy lo que buscas, y tú eres lo que he encontrado. Y me alegro, pero quisiera seguir alegrándome en secreto. Sí que soy imbécil, sí, pero es lo que ha tocado.

Gracias. Sobre todo eso, gracias por todo y por nada. Y por existir.

A.F.

No hay comentarios:

Publicar un comentario