Algo de música...

jueves, 27 de marzo de 2014

Querida Felicidad

Querida Felicidad:

¿De qué vas? Me parece fatal que me hagas cargar con tu hermano Odio. Además, permanecer junto a él conlleva el tener que recibir las visitas del resto de tu familia. Y créeme que Tristeza y Soledad pueden llegar a ser bastante insoportables. A ver, que yo venía en son de paz, pero ya no aguanto más. ¿No puedes quedarte tú con Odio? Si quieres yo me ocupo de Alegría. La echo de menos.

Quizás puedas pedir ayuda a Amor, para intentar cambiar un poco a Odio. Porque, desde luego, como hasta ahora no puede seguir. Yo creo que está un poco depre, que le sienta mal que lo maldigan siempre, o que lo utilicen para referirse a cosas desagradables. Y sinceramente, lo entiendo, al fin y al cabo no es malo, pero yo no aguanto. Necesito que vuelvan Humor y Alegría a mi vida. Por favor.

Por cierto, ¿puedes ponerme en contacto con Destrucción? Tengo que pedirle ayuda para hacer "desaparecer" a ciertos monstruos como son la hipocresía, la superficialidad, la falta de respeto y un largo y triste etcétera.

Creo que eso es todo.

Adiós. Así, en plan sencillo.

A.F.

P.D. : Haz que Tristeza y Soledad se tomen unas vacaciones, en el Olvido Eterno o donde sea, pero que se vayan.

P.D. 2: No me importaría que me visitaras de vez en cuando, eh. Yo ahí lo dejo.

P.D. 3: Ahora sí, ¡adiós!

No hay comentarios:

Publicar un comentario